Entrega de los X Premios Biocom de la Fundación BBVA. KIKE PARA.

Entrega de los X Premios Biocom de la Fundación BBVA.

FMCN recibe premio de la Fundación BBVA

Ciudad de México a 24 de noviembre de 2015.- El pasado 18 de noviembre de 2015, se llevó a cabo en la ciudad de Madrid, España, la entrega de los X premios a la Conservación de la Biodiversidad de la Fundación BBVA, que reconocen las mejores actuaciones en sensibilización y protección de la naturaleza.

Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza, recibió el premio en la categoría de Actuaciones en Conservación de Biodiversidad en Latinoamérica, por sus logros en la protección de la mariposa monarca.

Francisco González, presidente de la Fundación BBVA, ha destacado el trabajo de los treinta galardonados durante los diez años de historia de los premios, y ha subrayado que “son ejemplos excelentes de conservación y de sensibilización que invitan al optimismo, porque demuestran que la conservación funciona”.

En su discurso de aceptación, el ingeniero el Ing. Lorenzo de Ronsenzweig reiteró el compromiso que FMCN tiene con la Mariposa Monarca y el medio ambiente, y reconoció el fuerte lazo que se tiene con España, en espera de que éste siga en crecimiento.

 

Señor Presidente de la Fundación BBVA, distinguidas autoridades, queridos amigos. Buenas tardes.

Es un privilegio ser parte de este evento en que FBBVA celebra la vida, la esperanza y el esfuerzo de quienes, como ustedes, deseamos dejar a las siguientes generaciones un mejor y más habitable planeta.

Doble reto el de expresarlo en 500 palabras y contener la emoción que representa este reconocimiento.

Me tomó tiempo decidir qué es lo que iba a compartirles en este espacio y como suele suceder, una lectura me encontró para brindar ayuda. Y digo me encontró porque eso es lo que sucede con la buena prosa, te encuentra, como los amigos, en el momento en que más los necesitas.

Esta prosa, una limpia narrativa sobre el vínculo entre la Monarca y las culturas Otomíes y Mazahua, para quienes el regreso de las mariposas como almas de sus ancestros, exactamente el día de la celebración de los muertos, es parte de su calendario de tradiciones, me dio la pauta de lo que he de narrarles. Es la Mariposa Monarca, a lo largo de su mágica y precisa migración, un embajador de la conservación y un puente de vida que une a los mexicanos con el mundo.

La Monarca es un frágil y elegante ser que apenas rebasa el medio gramo, el peso de 10 gotas de agua. Engalana el bosque con un atractivo patrón natural naranja tostado y es un indicador directo de la salud de los ecosistemas, que recorre a lo largo de tres países de América. Comparte esta especie el nivel de excelencia, en navegación y resistencia, con las tortugas marinas, la ballena gris, las aves migratorias y otros nómadas estacionales, mucho más corpulentos, que hace tantos años decidieron ser ciudadanos de más de un país o región sin consultarnos.

Este fenómeno migratorio, el de la Monarca, y sus sitios de hibernación, descubiertos hace apenas 40 años, depende del balance e integridad de un capital natural que apenas empezamos a valorar. Un capital natural integrado por un mosaico de elementos y paisajes en su ruta sur-norte-sur, en el que destacan los bosques de oyameles en el centro de México y la presencia de cañadas, vegetación nativa, alimento en forma de flores y desde luego su planta hospedera, sin la que no podría cumplir la Mariposa Monarca su fascinante ciclo reproductivo de cuatro generaciones viajeras al norte. Viaje increíble de bisabuelas y nietas que permite a ésta última generación, la cuarta, la de las nietas, que nace en el este de Canadá cada septiembre, llamada Matusalén, por su sorprendente larga vida como insecto, realizar en una sola generación el gran viaje hacia el sur de más de 5 000 kms, para pasar el invierno en México.

Estamos, como Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza A.C., muy agradecidos por este reconocimiento de la Fundación BBVA al proyecto Fondo Monarca.

Nos invita a estrechar aún más este abrazo histórico de cinco siglos ente España y México y explorar tantas otras maneras de trabajar juntos por la conservación de un capital natural que se nos diluye en menoscabo de las siguientes generaciones.

Extenderemos este reconocimiento de la FBBVA a nuestros socios de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y el programa de WWF México, al equipo y consejo directivo de Fondo Mexicano, a las autoridades estatales de la región y también a las comunidades rurales que viven el recurso Monarca como algo tan suyo y tan importante, pilar de su bienestar físico, su cultura y sus tradiciones.

Usaremos los recursos que acompañan este reconocimiento para innovar y experimentar mejores formas de conservar y enriquecer la calidad de vida de las casi 120 comunidades marginadas de la región Monarca. De conservar lo que no es de nadie pero es de todos y que representa algo tan profundo y vital como construir un futuro para nuestros hijos.

Los invito a visitar la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca y los santuarios y sus bosques, fascinantes catedrales de vida que, cada año, de noviembre a febrero, nos llenan de esperanza y asombran, con su pulso poli-cromático, nuestros sentidos.

Estamos muy agradecidos por este reconocimiento, que nos invita a ser cada vez mejores vecinos del planeta azul, el planeta tierra.

De parte de México les extiendo un cariñoso abrazo con la certeza de que alcanzaremos grandes logros juntos. Muchas gracias.”

 

Noviembre 18, 2015

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

One Response to

  • Irene Sotos Erce

    Qué lindo, che !!

Deja un comentario a Irene Sotos Erce Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *