Presentan la película “El Vuelo de las Monarca”

Presentan la película “El Vuelo de las Monarca”

El pasado lunes 24 de septiembre fue estrenada la película “El Vuelo de las Monarca” en el Museo Smithsonian de Historia Natural de la ciudad de Washington, Estados Unidos de Norteamérica.

A través de un acuerdo con SK Films, el Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza, A.C. (FMCN) participa como socio principal en materia de conservación y enlace con la sociedad civil mexicana.

Parte de los fondos recaudados por la exhibición de la película en el mundo y las donaciones recibidas a través de la campaña “Súmate a la Odisea” serán destinados al FMCN para implementar acciones de conservación en el área de la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca.

Los recursos recaudados serán destinados a los siguientes proyectos:

  1. Educación Ambiental
  2. Ecotecnias para una mejor calidad de vida en comunidades rurales
  3. Restauración de áreas degradadas
  4. Campañas de protección y manejo de incendios forestales
  5. Actividades productivas comunitarias y fomento a la competitividad
  6. Desarrollo del capital social y liderazgo

El presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, estuvo presente en la premier de la película, y en la ocasión brindó el discurso que se transcribe a continuación:

Washington, D.C., 24 de septiembre del 2012

Buenas noches.

Quisiera expresar mi agradecimiento por esta oportunidad al señor Wayne Clough, el Secretario del Smithsonian Institution.

Así como al doctor Jonathan Coddington, Director Interino para la Ciencia del Smithsonian National Museum.

Doctor Eruviel Ávila, Gobernador del Estado de México.

Senadores mexicanos que han venido de parte de diferentes partidos políticos.

Damas y caballeros:

En verdad, es un gran honor para mí estar aquí con ustedes esta noche, en este lugar tan espléndido, el Museo Smithsonian de Historia Natural para la Premier de la Maravillosa Película: El Vuelo de la Monarca.

Como decía Gloria Guevara, yo nací en el Estado de Michoacán, no muy lejos de los bosques a los que llegan las Mariposas Monarca, año tras año.

Y recuerdo la primera vez que visité este sitio tan maravilloso. Sentí asombro por este espectáculo tan impresionante de la naturaleza. Los árboles, los ramales literalmente se doblaban con el peso de las mariposas, haciendo que esto fuera uno de los lugares más mágicos para estar en el mundo.

No es de sorprenderse que la Reserva de Biósfera de las Monarcas ha sido incluida en los sitios de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

La migración de millones de estas mariposas es uno de los fenómenos más increíbles de la naturaleza en el mundo.

Como ustedes saben, cada año estas criaturas viajan más de cuatro mil kilómetros desde sus tierras nativas en Canadá, para pasar el invierno en las montañas de México. Como lo hacen muchos canadienses y estadounidenses, por cierto.

Y luego, se regresan de nuevo al Norte y es increíble que se tarden cuatro generaciones para que las Monarcas realicen esta migración tan larga y peligrosa.

Fue mi padre el que me enseñó a comprender y a amar al patrimonio natural de mi país y a respetar al mundo.

Mi padre fue activista político, un idealista, pero, también, fue un verdadero pionero de los temas ambientales en México.

Allá, en la década de los 70, un día empezó a hablar en una convención política acerca del riesgo del calentamiento global y acerca de la producción de que los polos algún día iban a derretirse.

Y algunos de sus amigos más cercanos comenzaron a decirnos: Lo siento mucho por su padre, pero está empezando a perder su cordura.

En esos días hablaba de una amenaza acerca de dos problemas, dos temas, dos brechas que estaban amenazando a la humanidad. La brecha entre el hombre y la naturaleza, y la brecha entre los ricos y los pobres. Y siguen siendo los desafíos que definen a nuestra época.

Quizá nuestro error ha sido el de suponer que necesitamos elegir entre la prosperidad económica y la conservación de la naturaleza.

Yo creo que esto es un dilema falso. Yo creo, tal y como lo hizo mi padre, que es posible promover tanto el desarrollo el día de hoy, como proteger el medio ambiente para nosotros mismos y para nuestros hijos.

Y la respuesta a eso es el desarrollo sustentable, sostenible y la economía verde. Y esto es lo que hemos estado haciendo en México en años recientes. Y un ejemplo de ello, un buen ejemplo de ello es la Reserva de la Biósfera de las Monarcas en México.

Pero antes de seguir adelante, permítanme tomar un momento para recordar a Frederick y Norah Urquhart, así como a Kent y Kate Rivers quienes están aquí esta noche y para quienes tengo gran admiración.

Después de una búsqueda tan larga encontraron en México central, en los 70, el hogar invernal de las Monarcas y describieron las maravillas de su primera visita al Santuario, a la Revista National Geographic.

Desafortunadamente los bosques de la zona habían sido amenezados por la tala ilegal y la demanda de tierras. Desde finales de los 70, la zona boscosa se ha reducido de manera drástica. Sin embargo, gracias a las acciones que recientemente hemos realizado, la pérdida de bosques en el núcleo de la Reserva ha sido detenido.

De 2009 a 2010, se perdieron 640 acres de la tala ilegal,  y ya, para un año más tarde, 2010-2011, solamente un acre fue lo que se perdió.

Y, finalmente, no se registró ninguna pérdida en el periodo 2011-2012. Y esto, es el resultado de un esfuerzo conjunto entre las autoridades Federales y locales.

La cooperación notable de las ONG ambientales, y lo más importante, de las comunidades que han ayudado a preservar los bosques y proteger, de manera valiente, la reserva natural de los leñadores ilegales.

En años recientes, hemos alentado un enfoque de gestión participativa de los bosques a través de políticas innovadoras, que promueven la conservación y atienden a la pobreza, al mismo tiempo.

Estamos dando ingresos a las comunidades a cambio de los servicios ambientales que brindan al preservar los bosques, y esto lo estamos haciendo en todo el país.

Y, en particular, con el Programa de Pago de Servicios Ambientales más amplio en todo el mundo. Así que, de hecho, estamos facultando a las comunidades locales como los custodios verdaderos de nuestro capital natural.

El turismo sostenible es otra manera de equilibrar la protección ambiental con el desarrollo económico. Estamos trabajando de manera ardua en diferentes frentes para desarrollar modelos de ecoturismo en sitios de gran belleza natural, como la Sierra Chincua, en el corazón del hábitat de las mariposas, y al hacerlo, no sólo estamos preservando los bosques, también estamos brindando nuevos trabajos mejor pagados para nuestro pueblo.

Hoy, miles de turistas, tanto  nacionales como extranjeros, nos visitan año tras año para admirar a las monarcas.

Más de 700 mil turistas han visitado a la reserva en los últimos seis años, y han disfrutado del sitio de manera sostenible.

Esto se está volviendo una historia de éxito verdadera de conservación, que no hubiera sido posible sin la cooperación generosa de parte de las ONG ambientales.

Y quiero agradecer a Lorenzo Rosenzweig, Presidente del Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza, por su trabajo profesional y apasionado durante estos años.

Así, como el WWF, el Fondo Mundial de la Vida Silvestre y la Fundación Carlos Slim, PRONATURA; y todos aquellos que han contribuido hacia la preservación de este patrimonio natural.

Finalmente, quisiera expresar mi agradecimiento y felicitaciones hacia Jonathan Barker, de SK Films. Y a todos nuestros amigos de Sin Sentido Films, por haber capturado esta historia esta historia para todos nosotros.

Esta película permitirá a todos los amantes de la naturaleza y al público en general, aprender mucho más acerca de este viaje épico de estas criaturas tan frágiles y tan aventureras.

Es notable que parte de los ingresos de esta película, que esperamos llegue a millones de personas en todo el mundo, van a ser utilizados para fondear a la reserva a través del Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza.

Yo estoy seguro que este documental tan bello fortalecerá los esfuerzos para preservar y publicar estas maravillas de la naturaleza.

Y esperamos que después de ver esta película sientan ustedes la necesidad de visitar el Santuario de Monarcas, en Michoacán y en el Estado de México, que es un regalo de la naturaleza que nosotros los mexicanos atesoramos.

Y como decimos en el espíritu de la hospitalidad mexicana: Mi casa es tu casa.

Les damos la bienvenida con brazos abiertos en el santuario y en todo el país.

Muchas gracias y disfruten de la película.

 

Mayor información:

karina.ugarte@fmcn.org

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *